Loading
 
 
Graficas Uruguay Ciencia
Donaciones
Indice
 
  editorial  
 


Uruguay Ciencia - Nº9 - Febrero 2009

Justo para el comienzo de los cursos, y vinculadas a los mismos, incluimos en este número algunas notas sobre el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Son  notas de interés especialmente para padres y docentes, pero también para todo aquél que se preocupa por las problemáticas sociales, en este caso la llamada “medicalización de la infancia”, en particular el tratamiento con fármacos de los alumnos desatentos e inquietos.

La pregunta de muchos es: ¿Será que les damos medicamentos a los niños y jóvenes para transformarlos en personas que cumplan con las expectativas sociales? ¿No serán las expectativas las que están erradas y no los niños y jóvenes? Es probable que el problema esté en ambos, en los escolares (algunos) y en las expectativas sociales; es posible que estas últimas sean excesivas y que, a pesar de la insistencia teórica en una didáctica que se base en la educación personalizada, se esté constantemente buscando una uniformización en las actitudes y resultados académicos de niños y jóvenes.

Es cierto que la escolarización masiva de la población colabora con el desarrollo personal de los individuos y con el desarrollo de la sociedad, pero es cierto también que hay sufrimiento en los salones de clase, en los corredores y patios de las instituciones de enseñanza, y en los hogares, debido a los fracasos en cumplir con las exigencias de comportamiento y académicas.

Ayudar a los niños y jóvenes enseñándoles a controlar su conducta, a esperar, y cuáles son las condiciones necesarias para mejorar la atención, además de medicarlos para ponerlos en situación de poder aprovechar estas enseñanzas, puede ser una parte del camino. La otra parte está en replantearse las estructuras educativas. Quizás sea necesario romper la estructura de clases masivas en horarios fijos con un solo docente para 30 o 40 alumnos, pasar a algún sistema parecido al que se estilaba cuando se contrataban tutores e institutrices. Quizás el Plan Ceibal colabore con esta parte, al aportar una metodología de trabajo diferente. Pero antes que nada es necesario abrir la mente a la posibilidad de solucionar el problema actuando no sólo sobre el escolar sino también sobre el sistema.
El TDAH no solo afecta a los escolares, los adultos con el trastorno también tienen dificultades para enfrentar exigencias sociales, estructuras laborales y familiares. Según dicen los especialistas, pueden llegar a tener comportamientos antisociales severos y/o adicción a drogas. También aquí es probable que sea necesario flexibilizar las exigencias, reconociendo en los hechos que no somos todos iguales, sin exigir de otros lo que quizás no puedan dar, aceptando la volubilidad en algunas personas como algo natural y no patológico o condenable.

Patricia Linn
Directora de Uruguay Ciencia

 
     
     
 
Portada Quienes Somos Contacto Mapa del Sitio Aviso Legal
Uruguay-Ciencia es una publicacion independiente. Cuenta con el auspicio de la Sociedad Uruguaya
para el Progreso de la Ciencia y la Tecnologia - Supcyt.